Volver
Compartir

Vestir la mesa. Manteles

Mundo con encanto . Revista de viajes, moda, salud, alimentación y tecnología

manteles-mesas

Además de los platos que se presentan en la mesa, la capacidad de elegir un buen mantel determina el éxito final que tendrá la comida que celebramos. Ya sean de hilo, algodón o damasco, los manteles ofrecen un espectro amplio que nos permitirá elegir el tejido que se va a utilizar tanto en cenas de ocasión como en las que predomina un sentido práctico.

Hoy en día son numerosos los tejidos que existen en el mercado, que nos permiten elegir un mantel u otro según las necesidades de momento. Está claro que no es lo mismo dar una cena de etiqueta o preparar una fiesta infantil. Todo varía en función de las circunstancias, tanto en el aspecto estético como en el factor práctico. El material en que se ha confeccionado el mantel y los estampados que luce son fundamentales a la hora de determinar la elección. Los más usuales que podemos encontrar son los siguientes:

Algodón
Estos manteles dan muy buenos resultados, en especial si son de color liso. En el caso de que lleven estampados, éstos se deterioran con facilidad al cabo de algún tiempo y de algunos lavados. Es preferible gastarnos un poco más de dinero y asegurarnos de que compramos un buen algodón que nos ofrezca mayores garantías de calidad.

Hilo
En realidad suelen ser los más bonitos y los que más lucen en las mejores ocasiones, especialmente si van bordados. El inconveniente que presentan es el de la dificultad de su planchado. Aún así, suelen durar muchos años y dan un buen resultado. Para plancharlos se recomienda humedecerlos bien previamente, se enrollan y se dejan unos minutos a fin de que se humedezca todo el mantel por igual. Caso de tener bordados, habrá que colocar una toalla sobre el muletón y planchar el mantel del revés. De esa forma resaltarán los bordados y lograremos que no queden aplastados. La plancha debe estar a la temperatura máxima. Caso de que una vez planchado el mantel siga estando húmedo, habrá que extenderlo y dejarlo secar del todo. Nunca se debe guardar si aún está mojado, ya que aparecerían las características manchas amarillentas que cuestan tanto trabajo eliminar.

Ganchillo
Este tipo de manteles suelen fabricarlos en China y otros paises orientales de forma industrial. Suele tener una aplicación más estética que funcional. Necesitan que coloquemos debajo otro mantel que deberá ser liso y de un color claro. Lo mismo ocurre con el encaje antiguo y la organza.

Plástico
Si se busca un mantel práctico y la estética no nos preocupa, estos son los más ideales.

Acrílicos
También son muy prácticos pero carecen de atractivo. Suelen estar fabricados en poliéster, tergal, etc. Con el tiempo han mejorado los colores y las texturas y hoy en día podemos encontrar modelos que nos resultarán originales y nada feos. Son fáciles de lavar y no necesitan plancha.

Manteles individuales
Suelen estar hechos de un material rígido o de tela. Hay que tener en cuenta que deben tener el tamaño justo para que quepa todo el servicio de mesa principal, tales como copas, platos, cubiertos, etc.

Respecto a los manteles hay que tener en cuenta que debe existir uno para cada ocasión. La caida que deben tener en la mesa será de unos 40 centímetros aproximadamente, aunque hay quien por cuestiones de estética prefieren un largo mayor. Sin embargo, lo que debemos evitar siempre es que quede corto y si tiene bordados en el centro, éstos deben quedar siempre bien centrado.

En el caso de que el mantel sea de hilo, se mantendrán las marcas de los dobleces o bien se planchará antes de ser colocado en la mesa. En ese sentido hay gustos diferentes. No hay que olvidar poner debajo del mantel un muletón para amortiguar la dureza de la mesa y evitar que el mantel pueda desplazarse. Hoy en día se fabrican ya con un plástico en una cara con el fin de que se impermeabilice y evitar que las posibles manchas lleguen a la mesa.

En el tema de los colores habrá que tener muy en cuenta las ocasiones en las que van a ser usados. Si se trata de una comida informal cualquier color funcionará. Sin embargo, cuando se trate de una cena formal se deberá usar colores claros que dan mayor sensación de limpieza en la mesa.

¿Te ha gustado Vestir la mesa. Manteles? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz tu comentario en relación con el tema Vestir la mesa. Manteles y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje Vestir la mesa. Manteles o con Mundo con encanto hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Natalia ?

Ver otros artículos de