Volver
Compartir

Toledo. Vivir la tradición durante una escapada de fin de semana

Mundo con encanto . Revista de viajes, moda, salud, alimentación y tecnología

casco-antiguo-toledo

Toletum es el nombre con el que los antiguos romanos conocían a la actual Toledo. Esta hermosa ciudad mantuvo su importancia durante siglos. Tanto en la época visigoda como durante toda la etapa andalusí, en la que fue llamada “la ciudad de las tres culturas”, Toledo ha sabido mantener su esplendor y sus hondas tradiciones populares.

La convivencia mantenida durante siglos entre cristianos, judíos y árabes han configurado el alma de esta ciudad, dejando reflejada su tremenda influencia en su casco histórico y en general en todo su legado artístico y cultural.

En nuestra escapada de fin de semana podemos iniciar nuestro recorrido por un laberinto de calles, en las que nos encontraremos con mezquitas, sinagogas e iglesias y limitadas por murallas en las que se fueron abriendo numerosas puertas.

La Puerta de Bisagra, de origen musulmán, está presidida por dos cuerpos con un escudo imperial. Esta puerta da acceso a la zona intramuros de la ciudad. Remodelada durante el reinado de Carlos I, consta de un patio central desde el que podremos organizar en detalles nuestro paseo.

alcazar-toledo

La Puerta Vieja de Bisagra o de Alfonso VI es un gran referente del arte musulmán de la ciudad. Fue construida en el año 838. Ya en el siglo XIII se levantó además la Puerta del Sol, de estilo mudéjar, en la que encontraremos los restos de un sarcófago paleocristiano.

La Plaza de Zocodover, rodeada de edificios con soportales, albergaba un importante mercado andalusí, además de ser lugar para la celebración de fiestas y actos sociales diversos. En la actualidad es uno de lo lugares más concurridos de la ciudad.

La Mezquita del Cristo de la Luz, construida en el año 999, es un edificio de planta cuadrada cubierta por nueve bóvedas de la épofca califal. Fue edificada a imitación de la Mezquita Aljama de Córdoba. Ya en el siglo XII le fue añadida una cabecera de estilo románico-mudéjar.

Los mozárabes que vivieron en la ciudad durante la época andalusí nos dejaron hermosas construcciones, como sería el caso de las iglesias de Santa Eulalia y de San Sebastián. En ellas apreciaremos la gran influencia árabe en sus ventanas lobuladas, sus arcos de herradura y demás elementos utilizados para la construcción. La iglesia de Santiago del Arrabal es quizá el mejor ejemplo de arte mozárabe de la ciudad.

De estilo mudéjar encontraremos la iglesia de Santo Tomé, que guarda en su interior el famoso cuadro de El Grego “El entierro del Conde Orgaz”. Cuenta con elementos visigodos en su fachada principal y una torre construida en el siglo XII. Aunque para conocer mejor la obra de El Greco debemos visitar su Casa-Museo, un hermoso palacio donde se exponen grandes obras de este genial pintor.

Las sinagogas de Tránsito y la de Santa María La Blanca nos recordará a la influyente comunidad hebrea medieval. Esa última sinagoga cuenta con cinco naves de altura decreciente, además de arcos de herradura y hermosos atauriques. En la sinagoga del Tránsito, que en la actualidad alberga el Museo Sefardí, encontraremos uno de los mejores artesonados mudéjares que se conservan en la ciudad.

La Catedral es uno de los edificios más detacados de la ciudad de Toledo y una de las cumbres del arte gótico. La portada de la fachada principal presenta tres puertas con alegorías al Juicio Final, al infierno, además de la Puerta del Perdón. Cuenta además con dos torres, una de ellas de estilo gótico-renacentista y la otra de estilo gótico-flamígero. A destacar en su interior su hermosa sillería de coro y el retablo tardogótico de la capilla mayor. El Museo Catedralicio reune una amplia colección de obras pictóricas de Lucas Jordán, El Greco, Goya y Van Dick.

El estilo renacentista también está presente en Toledo. Lo encontraremos si visitamos el Hospital de Tavera, donde se guardan cuadros de Ribera, Tiziano y El Greco, entre otros. En su patio interior es destacable el sepulcro del cardenal Tavera, obra de Berruguete, y una tradicional botica.

El Alcázar es uno de los edificios más emblemáticos de cara al visitante. Sus recios muros y su mirador presiden la ciudad. Desde él podremos contemplar una hermosa panorámica del río Tajo y de los alrededores de Toledo. En su interior hallaremos un gran patio central, un museo militar y una biblioteca pública, una de las más grandes de España.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
¿Te ha gustado Toledo. Vivir la tradición durante una escapada de fin de semana? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz tu comentario en relación con el tema Toledo. Vivir la tradición durante una escapada de fin de semana y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje Toledo. Vivir la tradición durante una escapada de fin de semana o con Mundo con encanto hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Natalia ?

Ver otros artículos de