Volver
Compartir

La contribución del ginseng rojo coreano

Mundo con encanto . Revista de viajes, moda, salud, alimentación y tecnología

ginseng

La riqueza, variedad y concentración en principios activos hacen que el ginseng rojo coreano sea considerado como la planta con mayor potencia energética y tonificante, además de con amplios efectos terapéuticos, lo que la convierte en un gran remedio para la edad juvenil.

Sus efectos concretos pueden resumirse en los tres puntos que se detallan a continuación:

1.- Protege al organismo fretne al desgaste, aumentando la resistencia.

2.- Mejora el rendimiento, tanto físico como intelectual.

3.- Repara el sobreesfuerzo, restaurando el equilibrio homeostático.

Las dos primeras propiedades se refieren a su papel como preventivo, preparando al organismo frente al sobreesfuerzo que se le va a demandar. La tercera hace alusión a su capacidad curativa, facilitando la recuperación rápida del organismo al acortar los tiempos de normalización de las constantes físicas e intelectuales, evitando de este modo las secuelas lógicas de un desgaste prolongado.

Todas estas propiedades del ginseng rojo coreano han sido ampliamente estudiadas y demostradas y se recogen en los libros de proceedings de los simposios que tienen lugar cada cuatro años sobre el ginseng.

Concretamente, el efecto antifatiga en atletas y deportistas en general ha sido estudiado en numerosos hospitales y universidades por diferentes científicos de todo el mundo. Entre ellos, destacamos al profesor Lee, de la Universidad de Choongang; al profesor Wyss, de la Universidad de Torino; al profesor Avakian, de la Universidad de Oregón, quien estudió específicamente el efecto positivo del ginseng en la prevención de la fatiga provocada por el ejercicio continuo; el Dr. Fulder, del Instituto de Investigación Biomédica de Inglaterra, que comprobó la mejora del cuadro clínico de un grupo de enfermeras afectadas por fatiga psíquica debido al trabajo nocturno; el Dr. Chernenko, que observó los efectos positivos del ginseng a través de la disminución de errores en la realización de un test por parte de un grupo tratado con ginseng frente a otro grupo no tratado, así como la mejora del rendimiento personal frente a un trabajo intelectual por parte de un grupo al que administró ginseng frente a otro que solo recibió glucosa. Muy importantes han sido asimismo las experiencias clínicas llevadas a cabo por el profesor I. Forgo, del Kantonsspital de Basilea, con respecto al efecto recuperador del ginseng en la práctica del deporte. Finalmente, el Dr. Petkov presentó una ponencia en un Congreso Internacional en la que demostró, una vez más, que el ginseng incrementa la actividad cerebral y mejora la capacidad de memoria y aprendizaje.

Los trabajos científicos que anteceden dejan constancia de la importante actividad del ginseng y la utilidad del mismo en la edad juvenil.

Dosificación

En primer lugar hay que decir que existen diferentes formas de presentación del ginseng rojo coreano, el único que se comercializa como tal en forma pura: cápsulas, té soluble, caramelos y chicles. Las dos primeras formas poseen la máxima concentración de ginseng. Concretamente, cada cápsula contiene 300 mg. de raiz de ginseng rojo coreano, y cada sobre de té soluble equivale a nueve cápsulas. El uso de uno u otro de los preparados dependerá de la necesidad y el gusto de cada uno. Últimamente se está extendiendo el uso de los caramelos y los chicles, por ser una forma fácil de tomar, de dosificar y, además, resulta de gusto agradable.

En cuanto a las cantidades, se aconseja tomar como dosis de ataque, en los momentos en que se está pidiendo al organismo un esfuerzo extraordinario intelectual o físico, de 4 a 6 cápsulas diarias o un sobre de té soluble, preferentemente en ayunas, aunque se puede partir la dosis en dos tomas diarias, la primera siempre por la mañana y en ayunas. Se puede reforzar la dosis por medio de los caramelos o, si se prefiere, los chicles, dado que ambas formas pueden usarse en cualquier momento, sin necesidad de utensilios. Posteriormente, puede reducirse a la mitad y tomarse durante un tiempo prolongado.

Es bastante frecuente la realización de tomas cíclicas, alternando la dosis de ataque con la de mantenimiento.

El ginseng rojo coreano no porduce adicción y no solo está exento de efectos secundarios sino que está demostrado que protege al organismo del desgaste pernicioso. Precisamente estos aspectos fueron muy aireados por la prensa con ocasión de las Olimpiadas de Seúl, donde los numerosos deportistas que tomaban ginseng como reforzante no dieron control positivo en ningún caso. De hecho, el uso de este producto está muy extendido entre los deportistas profesionales. Además, existen experiencias clínicas en las que se han analizado las principales funciones vitales en individuos que estaban tomando ginseng de forma continuada, llegándose a la conclusión de que no produce alteraciones perniciosas de ningún tipo.

¿Te ha gustado La contribución del ginseng rojo coreano? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × = doce

Haz tu comentario en relación con el tema La contribución del ginseng rojo coreano y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje La contribución del ginseng rojo coreano o con Mundo con encanto hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Natalia ?

Ver otros artículos de