Volver

Deporte

El estar en forma hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, además de fortalecer nuestra salud y bienestar físico.

La contribución del ginseng rojo coreano

La contribución del ginseng rojo coreano

La riqueza, variedad y concentración en principios activos hacen que el ginseng rojo coreano sea considerado como la planta con mayor potencia energética y tonificante, además de con amplios efectos terapéuticos, lo que la convierte en un gran remedio para la edad juvenil. Sus efectos concretos pueden resumirse en los tres puntos que se detallan a continuación: 1.- Protege al organismo fretne al desgaste, aumentando la resistencia. 2.- Mejora el rendimiento, tanto físico como intelectual. 3.- Repara el sobreesfuerzo, restaurando el equilibrio homeostático. Las dos primeras propiedades se refieren a su papel como preventivo, preparando al organismo frente al sobreesfuerzo que se le va a demandar. La tercera hace alusión a su capacidad curativa, facilitando la recuperación rápida del organismo al acortar los tiempos de normalización de las constantes físicas e intelectuales, evitando de este modo las secuelas lógicas de un desgaste prolongado. Todas estas propiedades del ginseng rojo coreano han sido ampliamente estudiadas y demostradas y se recogen en los libros de proceedings de los simposios que tienen lugar cada cuatro años sobre el ginseng. Concretamente, el efecto antifatiga en atletas y deportistas en general ha sido estudiado en numerosos hospitales y universidades por diferentes científicos de todo el mundo. Entre ellos, destacamos al profesor Lee, de la Universidad de Choongang; al profesor Wyss, de la Universidad de Torino; al profesor Avakian, de la Universidad de Oregón, quien estudió específicamente el efecto positivo del ginseng en la prevención de la fatiga provocada por el ejercicio continuo; el Dr. Fulder, del Instituto de Investigación Biomédica de Inglaterra, que comprobó la mejora del cuadro clínico de un grupo de enfermeras afectadas por fatiga psíquica debido al trabajo nocturno; el Dr. Chernenko, que observó los efectos positivos del ginseng a través de la disminución de errores en la realización de un test por parte de un grupo tratado con ginseng frente a otro grupo no tratado, así como la mejora del rendimiento personal frente a un trabajo intelectual por parte de un grupo al que administró ginseng frente a otro que solo recibió glucosa. Muy importantes han sido asimismo las experiencias clínicas llevadas a cabo por el profesor I. Forgo, del Kantonsspital de Basilea, con respecto al efecto recuperador del ginseng en la práctica del deporte. Finalmente, el Dr. Petkov presentó una ponencia en un Congreso Internacional en la que demostró, una vez más, que el ginseng incrementa la actividad cerebral y mejora la capacidad de memoria y aprendizaje. Los trabajos científicos que anteceden dejan constancia de la importante actividad del ginseng y la utilidad del mismo en la edad juvenil. Dosificación En primer lugar hay que decir que existen diferentes formas de presentación del ginseng rojo coreano, el único que...

Leer más

Tener un cuerpo pilates y ejercicios para conseguirlo

Tener un cuerpo pilates y ejercicios para conseguirlo

Para estar en forma no es necesario nadar varios kilómetros diarios ni correr una gran distancia con frecuencia, aunque no puede negarse que son excelentes ejercicios que si tenemos la posibilidad y el tesón podemos llevar a cabo. Aunque existen otras opciones válidas que pueden aportarnos el mismo bienestar de una forma diferente, como sería el caso del método Pilates. Este método es una técnica para ejercitar los músculos y endurecer el cuerpo, desarrollada por el atleta Joseph Pilates en al año 1926. El secreto de este método está en que cada movimiento estira un ligamento y fortalece todos los músculos al mismo tiempo. Con ello, el cuerpo se vuelve más agil y en poco tiempo se consigue una gran relajación. Eso hace que nos sintamos a gusto, sanas y guapas, además de servir para alejar el estrés. Existen seis aparatos con los que se puede practicar la tabla, pero el ejercicio en el suelo es igual de efectivo y cómodo, por lo que vamos a atenernos a esta segunda modalidad. 1.- En primer lugar debemos sentarnos en la alfombra. Llevamos el torso hacia adelante, tensamos el estómago y estiramos los brazos hasta que toquemos la punta de los pies con las manos. Después, haz el movimiento contrario con suavidad hasta tumbarte. Debes sentir que toda la espalda presiona contra la alfombra. Repite el ejercicio tres veces. Si notas que tu espalda se resiente un poco, deberás hacer el ejercicio con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. 2.- Siéntate con las piernas dobladas, pegando los tobillos a los muslos, y sujétalos. Lleva la cabeza hacia las rodillas y levanta las piernas. Tensa el abdomen y deja que le cuerpo ruede hacia atrás lentamente hasta que los hombros toquen la alfombra. Rueda hacia adelante y hacia atrás cinco veces como si fueras una pelota. Cuidado con el cuello, no lo separes de las rodillas. 3.- Enconge y empuja. Túmbate boca arriba. Dobla las piernas llevando las rodillas hacia el pecho y sujeta los tobillos. Aspira, suelta los brazos y piernas y estíralos hasta que formen un grado de 45 grados. Asegúrate de que la zona lumbar está bien apoyada en la alfombra. Espira y vuelve a colocarte en la posición inicial. Repite el ejercicio cinco veces. 4.- La bicicleta. Vuelve a tumbarte, dobla la pierna derecha y llévala hacia el pecho. Presiona la rodilla con la mano izquierda y sujeta el tobillo con la mano derecha. Lleva la barbilla hacia delante, aspira y sube la pierna izquierda estirada a medio metro del suelo. Espira y a continuación realiza la misma posición con la otra pierna. Repite el ejercicio completo cinco veces. 5.- Estiramientos. Túmbate sobre la...

Leer más

Gimnasia para personas sedentarias

Gimnasia para personas sedentarias

Si usted es de aquellas personas que tienen una forma de vida sedentaria y que siente la necesidad de ejercitarse para poner en movimiento ciertas partes del cuerpo que antes no entrenaba, puede hacer una serie de ejercicios livianos que lo ayudarán a ponerse en actividad mucho más rápido de lo que usted cree. Rutina de ejercicios Para ejercitar los hombros, coloque sus manos por encima de los mismos y junte los codos a la altura del pecho repitiendo este movimiento 8 veces. En lo que respecta a sus manos, puede hacer dos tipos de ejercicios para poner las articulaciones en movimiento. Primero abra sus manos lo máximo posible estirando, separando los dedos y estirándolos y luego ciérrela apretando el puño repitiendo 8 veces este movimiento. El otro ejercicio que también debe repetirlo 8 veces consiste en abrir la mano en su mayor extensión y luego con la yema del dedo pulgar toque las puntas de los otros dedos. Para ejercitar los pies, apóyese en sus talones y levante la punta de los pies, repitiendo este movimiento 8 veces. Finalmente en cuanto a las rodillas, como primer punto deberá sentarse en una silla levantando la rodilla lo más alto que pueda para luego bajarla lentamente intercalando las piernas y repitiendo los movimientos 8 veces con cada...

Leer más

Precauciones durante la práctica de natación

Precauciones durante la práctica de natación

Practicar natación le traerá una serie de beneficios derivados del gran desarrollo aeróbico que este deporte le confiere al organismo ya que reforzará la actividad del corazón y aumentará su capacidad pulmonar. Más allá de los beneficios que este completo deporte le aporta a su organismo, debe tener en cuenta ciertas pautas para evitar problemas y lesiones frecuentes. Riesgos de practicar natación Practicar natación puede conllevar el riesgo de sufrir pie de atleta o conjuntivitis que se transmiten a través de virus y bacterias que abundan en el agua. La solución es el empleo de gafas especiales y de la correcta higiene de los pies. También puede sufrir lesiones de tipo traumatológico que si bien no son frecuentes, pueden sufrirlas si no tiene cuidado. La lesión más conocida es la del “síndrome del manguito rotador”, esta genera un gran dolor que se produce debido a una tendinitis o desgarro en algún grupo de músculos, sobre todo los del hombro que son los que se encargan de las rotaciones y los abductores. Este tipo de inconveniente se subsana mediante el calentamiento previo de todo el grupo muscular realizando estiramientos y elongaciones tanto de los músculos de los brazos y las piernas con diferentes...

Leer más