Volver

Salud y belleza

La salud y la belleza son dos componentes fundamentales para sentirnos mejor con nosotros mismos y con los demás.

Para el frío, lo mejor es dejarse acariciar por una bufanda y que sea a la moda

Para el frío, lo mejor es dejarse acariciar por una bufanda y que sea a la moda

Con esta calentita bufanda tubular de dos vueltas al cuello le darás color al frío del invierno. Se vende en tricolor y en tonos azul, rojo o gris, para que puedas conjuntarlo con el resto de tus complementos femeninos. Por solo 17 euros podrás disfrutar de esta preciosa bufanda de lana acrílica, muy agradable al tacto, que no pica en la piel. Está tejida a dos agujas, totalmente artesanal, lo que hace que, aunque tiene un buen acabado, pueda aparecer alguna pequeña imperfección inapreciable, pero que le da personalidad a la prenda. Puedes comprarla...

Leer más

El bogavante, un gran protagonista en las grandes ocasiones

El bogavante, un gran protagonista en las grandes ocasiones

  El bogavante protagoniza muchas mesas durante las más importantes fiestas del año. Su sabor delicado se perciben con más intensidad en los ejemplares de tamaño medio y en las hembras que aportan mayor finura. Para su compra y preparación se necesita conocer ciertas normas para conseguir lo mejor de este tesoro marino, rival directo de la langosta. -En el momento de adquirir el bogavante éste debe estar vivo y es conveniente sopesarlo con la mano para asegurarnos de que su peso corresponde a su volumen. -Es importante que esté intacto, debiéndose desechar los que estén heridos o tengan alguna pata arrancada que haría que se vaciasen durante la cocción. -Los bogavantes deben cocerse a ser posible con agua de mar, sin ningún sazonamiento. Caso de no ser posible, debemos acomodar el crustáceo en un recipiente más alto que ancho para que el líquido alcance la altura suficiente y la pieza quede totalmente sumergida. Se debe añadir un poco de vinagre que le dará un hermoso tono rojo claro. La proporción de sal debe ser de 15 gramos por litro. El tiempo de cocción irá en función del tamaño de la pieza. Por ejemplo, para un bogavante que pese un kilo deberá estar 35 minutos. Para aquellos que pesen entre kilo y medio y dos kilos deberán estar entre 30 y 40 minutos, teniendo siempre cuidado de que el calor sea uniforme en toda la pieza. -Aunque existen muchas recetas para guisar un bogavante, básicamente para su preparación debemos seguir unas pautas generales, independientemente de la receta final. En primer lugar se troceará la cola, se separan las patas, se fracturan las pinzas con el fin de facilitar la extracción de la carne después de la cocción y se parte el caparazón en dos en sentido longitudinal. Luego se extrae la bolsa que se encuentra en lo alto de la cabeza y que contiene sobre todo arena. Se reservarán los intestinos y el coral. A continunación se sazonan los pedazos con sal y pimienta. Preparación de un bogavante de alrededor de 1 kilo: En una sartén se calienta a fuego vivo 4 cucharadas de aceite y 30 gramos de mantequilla. Después se echan los pedazos del crustáceo y se saltean hasta que las carnes adquieran consistencia y el caparazón coja un color rojo muy vivo. Se retira entonces la grasa, ladeando la sartén cubierta con una tapadera, se esparcen sobre los pedazos 2 chalotas picadas grueso y un diente de ajo triturado. Se añade un vasito de brandy flameado, 2 decílitros de vino blanco, decílitro y medio de un fumet de pescado, una cucharada de gelatina de carne fundida, 3 tomates prensados, pelados y picados, o bien cucharada y...

Leer más

La contribución del ginseng rojo coreano

La contribución del ginseng rojo coreano

La riqueza, variedad y concentración en principios activos hacen que el ginseng rojo coreano sea considerado como la planta con mayor potencia energética y tonificante, además de con amplios efectos terapéuticos, lo que la convierte en un gran remedio para la edad juvenil. Sus efectos concretos pueden resumirse en los tres puntos que se detallan a continuación: 1.- Protege al organismo fretne al desgaste, aumentando la resistencia. 2.- Mejora el rendimiento, tanto físico como intelectual. 3.- Repara el sobreesfuerzo, restaurando el equilibrio homeostático. Las dos primeras propiedades se refieren a su papel como preventivo, preparando al organismo frente al sobreesfuerzo que se le va a demandar. La tercera hace alusión a su capacidad curativa, facilitando la recuperación rápida del organismo al acortar los tiempos de normalización de las constantes físicas e intelectuales, evitando de este modo las secuelas lógicas de un desgaste prolongado. Todas estas propiedades del ginseng rojo coreano han sido ampliamente estudiadas y demostradas y se recogen en los libros de proceedings de los simposios que tienen lugar cada cuatro años sobre el ginseng. Concretamente, el efecto antifatiga en atletas y deportistas en general ha sido estudiado en numerosos hospitales y universidades por diferentes científicos de todo el mundo. Entre ellos, destacamos al profesor Lee, de la Universidad de Choongang; al profesor Wyss, de la Universidad de Torino; al profesor Avakian, de la Universidad de Oregón, quien estudió específicamente el efecto positivo del ginseng en la prevención de la fatiga provocada por el ejercicio continuo; el Dr. Fulder, del Instituto de Investigación Biomédica de Inglaterra, que comprobó la mejora del cuadro clínico de un grupo de enfermeras afectadas por fatiga psíquica debido al trabajo nocturno; el Dr. Chernenko, que observó los efectos positivos del ginseng a través de la disminución de errores en la realización de un test por parte de un grupo tratado con ginseng frente a otro grupo no tratado, así como la mejora del rendimiento personal frente a un trabajo intelectual por parte de un grupo al que administró ginseng frente a otro que solo recibió glucosa. Muy importantes han sido asimismo las experiencias clínicas llevadas a cabo por el profesor I. Forgo, del Kantonsspital de Basilea, con respecto al efecto recuperador del ginseng en la práctica del deporte. Finalmente, el Dr. Petkov presentó una ponencia en un Congreso Internacional en la que demostró, una vez más, que el ginseng incrementa la actividad cerebral y mejora la capacidad de memoria y aprendizaje. Los trabajos científicos que anteceden dejan constancia de la importante actividad del ginseng y la utilidad del mismo en la edad juvenil. Dosificación En primer lugar hay que decir que existen diferentes formas de presentación del ginseng rojo coreano, el único que...

Leer más

Tener un cuerpo pilates y ejercicios para conseguirlo

Tener un cuerpo pilates y ejercicios para conseguirlo

Para estar en forma no es necesario nadar varios kilómetros diarios ni correr una gran distancia con frecuencia, aunque no puede negarse que son excelentes ejercicios que si tenemos la posibilidad y el tesón podemos llevar a cabo. Aunque existen otras opciones válidas que pueden aportarnos el mismo bienestar de una forma diferente, como sería el caso del método Pilates. Este método es una técnica para ejercitar los músculos y endurecer el cuerpo, desarrollada por el atleta Joseph Pilates en al año 1926. El secreto de este método está en que cada movimiento estira un ligamento y fortalece todos los músculos al mismo tiempo. Con ello, el cuerpo se vuelve más agil y en poco tiempo se consigue una gran relajación. Eso hace que nos sintamos a gusto, sanas y guapas, además de servir para alejar el estrés. Existen seis aparatos con los que se puede practicar la tabla, pero el ejercicio en el suelo es igual de efectivo y cómodo, por lo que vamos a atenernos a esta segunda modalidad. 1.- En primer lugar debemos sentarnos en la alfombra. Llevamos el torso hacia adelante, tensamos el estómago y estiramos los brazos hasta que toquemos la punta de los pies con las manos. Después, haz el movimiento contrario con suavidad hasta tumbarte. Debes sentir que toda la espalda presiona contra la alfombra. Repite el ejercicio tres veces. Si notas que tu espalda se resiente un poco, deberás hacer el ejercicio con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. 2.- Siéntate con las piernas dobladas, pegando los tobillos a los muslos, y sujétalos. Lleva la cabeza hacia las rodillas y levanta las piernas. Tensa el abdomen y deja que le cuerpo ruede hacia atrás lentamente hasta que los hombros toquen la alfombra. Rueda hacia adelante y hacia atrás cinco veces como si fueras una pelota. Cuidado con el cuello, no lo separes de las rodillas. 3.- Enconge y empuja. Túmbate boca arriba. Dobla las piernas llevando las rodillas hacia el pecho y sujeta los tobillos. Aspira, suelta los brazos y piernas y estíralos hasta que formen un grado de 45 grados. Asegúrate de que la zona lumbar está bien apoyada en la alfombra. Espira y vuelve a colocarte en la posición inicial. Repite el ejercicio cinco veces. 4.- La bicicleta. Vuelve a tumbarte, dobla la pierna derecha y llévala hacia el pecho. Presiona la rodilla con la mano izquierda y sujeta el tobillo con la mano derecha. Lleva la barbilla hacia delante, aspira y sube la pierna izquierda estirada a medio metro del suelo. Espira y a continuación realiza la misma posición con la otra pierna. Repite el ejercicio completo cinco veces. 5.- Estiramientos. Túmbate sobre la...

Leer más